martes, 9 de abril de 2013

Para los abuelos/as del mundo, en memoria a mi "nonna"

"Crearon tus manos por si quedabas ciega, crearon tus ojos por si quedabas muda (...)"

Según la teoría de Subiela, existen dos Leyes de gravedad, la que estudiamos en el cole/instituto y la que descubrí en su poesía,   la gravedad horizontal, que viene a ser esa ley por donde nos crecen hilos plata en las sienes, cuando, donde se nos formaban paréntesis al sonreír ahora hay surcos por donde fluye nuestro saber, esta ley es la que,  el peso poco interviene, una gran línea que las experiencias tejen entrelazadas haciéndola más resistente a su continua lucha: el tiempo.
No podemos jugar con él, en algunas ocasiones nos permite una partida de truco, con quiero vale cuatro, apostando a la vida y otras nos plantea un poker de trébol, aun así él conserva nuestros recuerdos, y el secreto de poder ganarle tiempo a la muerte.
Llega un momento en que la línea de gravedad horizontal alcanza el grosor justo para abrirse en miles de hilos, para unirse a otras líneas, es cuando se libera el miedo al, que será de mi, cuando entendemos que cada deshilache construirá una nueva línea de gravedad horizontal, cuando aparcas las prisas y trasciendes en la descendencia, cuando por fin resuelves el conflicto del ego, ese es uno de los secretos del tiempo: trascender, dejar huella, podemos utilizar los nombres que queramos, en definitiva cuando las marcas de la vida dicen que es hora de liberar los hilos, es donde comienza la nueva vida.
 

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades