jueves, 28 de mayo de 2015

Carta a ese sentir que le llamamos (amor)

No tengo voz para reclamarte
No tengo ganas de gritarte
Tengo el alma empapada de tu aliento
Me siento inundada de mi al punto que tú eres parte de lo que soy, has convertido mis días en improvisación, tus ganas de asombrar rondan por mi mente, la liviandad con que haces todo tan fácil flota en mis pies.
Has despertado el interés por mi, has puesto mi reloj en la hora justa de mi tiempo, ése, que me permite sacar la loca y decirte que te acepto y mira...hasta te perdono el que me hayas dado dos gotas y media de tu sabor, porque he entendido que, del listado con diferentes nombres con los que te nombré dejaste para el final el que me devuelve las ganas de seguir, el que entre tantas facetas que tu tienes, éste, es donde lo incondicional toma forma, lo imposible se hace real y donde la plenitud se acomoda a mis pasos.
Tu final me empuja al mágico comienzo de otras historias...más simples, más cómplices, más libres, más mías :)

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades