martes, 11 de octubre de 2016

Barcelona en mi vida

Barcelona te inspira...así comienza una publicidad de turismo.
Y si, ciertamente me inspira, me encierra en sus misterios, y al girar una esquina me libera en su transparencia, también es contradictoria, me abandona a la soledad absoluta para rescatarme en un abrazo de amiga.
Ella me enamoró, hace seis años le di mi "si quiero" cegada por sus luces, ella me eligió me invitó a quedarme en el ultimo sorbo de vino de aquella noche; me sacó de aquella silla para pasearme entre sus paredes cargadas de años, a sentir las miles de huellas impresas en cada piedra, a saber que en cada rincón se esconde un suspiro de amor, a contemplar esa llama que nos recuerda las vidas que se perdieron convencidas  de jugarse todo por este pedacito de tierra. un día cualquiera me arrastro a la Costa Brava y me contó las historias de amor que la espuma de mar guardó en secreto, me nombro los amantes que bajo el castillo y bruma de Tossa de Mar soñaron con ser felices.
Así comenzó mi romance con Barcelona, ella me hablaba de historia y yo me perdía por sus venas, ella me subía al carruaje del presente continuo mostrándome su pasado de sangre, de su mano conocí en un café las obras de  Joan Brossa, de Jose Maria de Sagarra, también se coló Gaudí,  Espinosa y otros tantos que narraban su visión de la vida, la existencia misma convertida en arte, también nos tropezamos siendo de día con el surrealismo, el espacio no conocido,  los sueños de Dalí que según Breton hacia peligrar la credibilidad, un Miró con su lenguaje de signos, todos en  ese velo que todo lo tapa como la sabana al durmiente, donde las luces se apagan para convertirse en destellos de oscuridad.
Ella me muestra su creatividad, su pasión, su vida y yo le regalo mi asombro, mi gratitud y mis días.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades