miércoles, 9 de enero de 2013

Nosotros, tú y yo... elegimos

Entramos y salimos de la vida de las personas con la misma sutileza, hay veces que decepcionados, otras ligeros de cargos de conciencia, las más sorprendidos por una mirada, una sonrisa simple, algún comentario oportuno dentro de tu caos,  por momentos con algunos hasta desquiciados por la toxicidad emanada, muchas de ellas sabiendo que esa persona debía rozar tu vida, porque era la indicada para darte lo que en ese instante necesitabas, y no se trata de ir buscando sino todo lo contrario debemos dejar encontrarnos ya habrá tiempo para descubrir los tantos "porqués", es recíproco en cada una de las entradas vamos dejando algo de nosotros, un recuerdo agradable, una sonrisa sincera, un chiste particular, alguna que otra frase que nos identificó, a veces sólo un saludo en cada día, sólo eso, otras te encuentras sorprendido cuando el camarero recuerda cómo quieres tu café, el tema es que entramos en la vida de miles de personas por día y algo nos cambia, nos relacionamos sin conciencia de ello, porque llevamos implícito la necesidad de estar juntos,  porque no podemos funcionar en soledad, somos de compañía, de compartir, de estar de a dos o más, de sentir la cercanía, somos eso que dicen: seres sociables por naturaleza. 
Y ser sociables, no significa que le demos valor, ese valor imprescindible que debería tener, porque de ser así, si al menos en una de las entradas que tenemos en una hora de nuestras vidas, fuéramos consiente de que  frente a nosotros hay alguien porque es necesario para alguno de los dos este encuentro, entonces puedo asegurarles que estaríamos expandiendo una conciencia y con ella toda buena acción.
Somos sociables, tenemos la oportunidad de cambiar los patrones de la sociedad, de comportarnos como sentimos y no como pensamos, de demostrarnos porqué nos diferenciamos del resto de los seres vivos, tenemos en nuestras manos la conciencia de elegir, decidamos entrar y salir de una vida con dignidad y respeto.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades