martes, 22 de octubre de 2013

Elegir, decidir... experimentar

Para poder disfrutar  o lamentar un recuerdo primero hay que transitar experiencia, momentos, sonrisas, gestos y hasta gramos de locuras intensas, toda vivencia tiene significados está en nosotros el interés de sucumbir en descubrirlo, digo sucumbir porque figuro el rendirse a  la experiencia ,  bajar hasta los detalles que nos dirán cuánto de lindo o  insignificante resulta ser. 
Cada día me repito: somos instantes - Yo soy aquello, yo lo soy, es la forma simple de no comenzar a querer las piedras de la vida, es la forma de "estar" cuando estoy experimentando algo, dejar ser lo que quiero ser, sin caretas ni velos y si la vida después de rechazar encariñarme con las piedras, me da una patada en el trasero... pues... hace un tiempo atrás que mi imaginación tiene vida propia y mirando la situación de la patada en cuestión, pienso... el golpe en tema no me tumba! bueno sí, pero en el instante del tambaleo el cuerpo tiende a hacer pie hacia adelante, vale decir que una patada inicialmente  empuja hacia adelante, te saca del sitio y luego si haces pie genial, sino te caes, pero ya no estas en el mismo lugar, haz adelantado con lo cual viene el dolor del golpe, que, si lo miras como dar dos paso sin esfuerzo ya que la patada vino de otro/a pues... gracias! me ahorre dos pasos o también puedes quedarte dolorido y pensando dos pasos atrás, donde estabas antes del impacto y lamerte la herida.
Elegimos siempre... decidimos continuamente, somos nosotros los que optamos cómo sentirnos, el afuera es solo la excusa para no sentir culpa.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades