jueves, 17 de abril de 2014

Mujeres

Hace días que publiqué esta frase en la pagina de Facebook y... me quedé pensando en ella como se piensan esas cosas que no terminamos de engarzar para poder ponerla en el sitio de lo importante que somos... solo para ver que pasa.
Esto de que somos una gran historia, es así, no porque nos lo propongamos, nace de la esencia de la sensibilidad, de nuestra naturaleza y hasta de los hilos conductores familiares con las mujeres que nos antecedieron. Cada una de nosotras tenemos una historia porque nos hacemos una con la circunstancia que nos toca vivir, porque nos adecuamos para resistir en una situación difícil hasta poder re-armar las piezas y salir de ella si bien ilesa tampoco nos asusta mucho algún que otro magullón.
En cada una hay, una historia magnífica, dolorosa, feliz, desafortunada, reída, soñada, ideada, planificada, utópica porque universalmente nos podemos definir como la voluntad, como la fuerza, la empatía y sensibilidad. Desde el punto de vista material podemos definirnos como el motor, la gasolina, la energía y la potencia y mirándonos desde el reino animal definitivamente somos camaleónicas podemos ser una dulce paloma hasta el más feroz león si nos tocan lo que emocionalmente está unido a nosotras.
Somos la gran historia de muchos hombres, la mejor historia de nuestros hijos, la insuperable historia de una amiga, la inexplicable historia de quienes nos observan, la orgullosa historia de nuestras madres y la versión espléndida de quienes hemos elegido ser.
Quien nos lea deberá ser como mínimo el mejor lector sino... se perderá en los detalles y no hará de la lectura un paseo fascinante de quienes somos.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades