domingo, 6 de abril de 2014

Amo tus mañanas, tus tardes sin tiempo, tu especulación con mis horas, tu desidia, tu hilaridad...
Amo tus ganas, tus holgazanerías, tu falta de ilusión y tus grandes sueños.
Amo que te falte un tornillo, que bailes sobre una cuerda, tu insolencia y hasta tu lección del día cuando llega la noche.
Amo tus precisiones, lo que no te sale bien y lo que te resulta fácil lograr, amo tu sabor cuando te alejas, cuando llegas, cuando me das y hasta cuando me quitas.
Amo tu plan de cada año nuevo, las des-ganas a la rutina, cuando dibujas el sol para mi y cuando lloras por días para limpiar mi polen.
Amo tu olor a libertad, cuando desbordas el lado salvaje, cuando te aplacas y dejas que todo pase.
Amo tu sabor a complicidad con tu lado oscuro porque me has enseñado que tanto existes tú como ella y que temer no es ser.
Resumiendo... Amo todo de ti porque  arropas con tu aire se sabelotodo a quienes te re-conocemos cuando hemos estado a punto de perderte.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades