lunes, 24 de marzo de 2014

Clases de natación - Capítulo primero

Aprender a nadar no es tan fácil como te lo pintan, no no no, más si cuando incursiones en el mundo acuático te "meten" si, así tal cual, porque no entras por voluntad sino porque hay mas de treinta personas mirando cómo harás con un metro cuarenta y ocho centímetros para mantenerte con la nariz fuera del agua en una piscina olímpica, pero ahí estas tú y tipo pulpo, para no desviar la atención del tema, te sujetas a la orilla como puedes. Una vez que estás dentro comienza el circuito de observación casi con vehemencia insoportable de buscar donde hacer pie, la desilusión llega pronto cuando miras donde estas sujeta como garrapata un numero  raso dice: dos metros diez de profundidad, allí llega entonces el siguiente mecanismo que tenemos los humanos: a gritos decirle al entrenador que no haces ¡pie!, y es que...en la desesperación no has observado que justo donde estás literalmente colgada al vacío acuático hay un borde del cual en normales condiciones de estatura haces pie de cabeza completa fuera, en mi caso no es así, pero bueno volviendo al tema del aprendizaje, tan tan fácil no es cuando recuerdas y traes a la realidad aquella imagen de tu padre con las piernas en un río de piedras diciéndote a grito pelado "te vas ahogar" y tu con el agua hasta las rodillas lo crees sin más!!! ¡Es que tu padre lo dice!... y su pánico pasa a ser parte de la herencia. 
Pero tu que eres cabezota por naturaleza sigues ahí sin olvidar la voz de tu padre, te tiran un churro (flotador) y dime tu cómo cree el entrenador que yo seré capaz de cogerlo sino puedo soltarme de la orilla, esto se soluciona fácil, viene el y me planta el churro bajo los brazos y me dice (tan rico él) vamos a dar una vuelta, una vuelta? no no lo que hicimos fue muchos metros y yo sujeta a sus manos con el churro entre los brazos...vamos las clases que llevo de natación a pesar de la herencia recibida puedo decir que no sé si aprenderé a nadar algún día, lo que sí sé, es que tengo una tribuna de fans de treinta personas cada sábado, un entrenador que es un divino y lo más importante lo bien que me lo estoy pasando en el intento!!!

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades