viernes, 14 de marzo de 2014

Soy

Poseo varias medallas (esta palabra es robada de mi amiga M.G.D.), que no ¡Premios Guinness! ya que espero que alguien me gane en ellos.
Pero si, tengo mis medallas personales en bravatas, como también en intentonas, algunas más en desaprender mis patrones para re-armarme desde...algunas veces no sé donde.
Y...sí, recorro mis vivencia y me encuentro con esos desafíos tan míos de hacerme cargo de lo que la mayoría de las veces no me competía, vamos...me metí donde no me han llamado, ¡he aprendido eh!.
Mis medallas dejan al descubierto todo lo que soy, la espontaneidad con pies, en días mando a la carajo todo y a las horas estoy recogiendo aquello que aún puede servir para "algo" que de seguro mañana ira al contenedor otra vez, pero así soy, rescato recuerdos, re-invento emociones, atraigo lo que puede tener solución, estallo memorias contra la pared, amo sin porqué, reniego del compromiso emocional (éste sin medallas aún), declaro mis afectos abiertamente sin esperar la correspondencia.
Pero llegas tú... y vuelta a empezar, sí mi querido desafío, cuando apareces inyectas aire a mis pulmones y ya no miro las medallas voy a por aquello que puede convertirse en un triunfo único y valioso, por el instante conseguido, mas tarde valorare si es trofeo o residuo, pero la gloria de llegar al final de todo no tiene precio.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades