martes, 29 de octubre de 2013

Mira a un adolescente y comienza a sentir todo lo que puede regalarte su mirada.

Dicen que un buen maestro es el que genera dudas, el que permite que quien está aprendiendo encuentre su mejor camino teniendo guías, vamos un Gps para que una vez elegido lo que hoy le entusiasma sepa que hay elementos generales a tener en cuenta, esto es lo que debe suceder dentro del proceso de la educación. Sin dejar de lado, siendo la esencial, está la educación dentro de los hogares, no casas, porque una casa son las paredes, las ventanas, los electrodomésticos, aquello que tiene precio, no valor, un hogar es aquello donde nos sentimos identificados o no, donde discutimos o no, donde reímos, donde cada uno sabe los talones de Aquiles del otro y lo acepta, porque es familia porque es ejemplo y porque cuando un/a niña/o adquiere tamaño, voz, comportamiento de adolescente el resto del grupo toma posturas a saber: - Entró en la edad del pavo - Qué hacemos? - No puedo con el/ella - y otras tantas.
Es aquí -el hogar- donde se produce el mayor aprendizaje, es aquí donde el Gps de cada adolescente programa la base de datos, donde se comenzaran a instalar aplicaciones - caminos, expectativas, sueños, anhelos, valores, etc. - 
Quienes asumimos la responsabilidad de ser padres, a pesar de no existir manual de instrucciones, somos los que programamos las actitudes, responsabilidades, la organización, el respeto, la solidaridad, la empatía, en nuestros hijos, exigir lo que no damos es el resultado de la mayoría de los adolescentes apáticos y  despreocupados de todo.
En esta etapa tan alborotada, indecisa tenemos la gran oportunidad de mirar como ellos caminando con el ejemplo de la experiencia que nos precede intentando no etiquetar, no reprimir sino re-conducir cada acción incorrecta de nuestros hijos.
 


Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades