lunes, 28 de octubre de 2013

Receta de un posible o imposible

Imposible... Es posible que pase lo imposible? Pues si, sucede muy a menudo en cuanto pequeñas dosis de incertidumbre, en cantidades extremas de miedos y condimentado a gusto, regentan la cocina donde se fabrican las acciones. De vez en cuando pienso lo que estoy pensando, porque me pierdo en lo urgente de hacer dejando lo importante de mis respuestas, porque es allí donde comienza la construcción  de esto de ser, de hacer lo correcto, de buscar esa libertad interior rogando a quien fuere que sea libertad externa, aunque esa esta mas complicada de llevarse a cabo, ¿Porqué? Ah la respuesta la tenemos cada uno, la lista de prioridades "pensadas" nos liberan o encierran, porque todo tiene y no tiene solución, de allí que aparece la palabra "imposible" es imposible que no exista solución aunque también es imposible que todo la tenga, las reglas del juego dentro del camino las ponemos nosotros, usamos cada letra para combinarla y desde ese momento vamos grabando e hilando frases hasta lograr un raciocinio dentro de lo que queremos, imposible o posible el pensamiento está, si amasamos un poco hasta lograr desearlo podemos obtener el punto de convertirlo en idea y si calentamos previamente el horno estamos a un paso de hacerlo, al cabo de el tiempo que le demos conseguiremos el efecto de si fue posible o imposible, sin importar el resultado lo comeremos en forma de logro o condimentado con una experiencia, porque al fin y al cabo la cosa no está para tirar nada, menos un imposible.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades