miércoles, 14 de enero de 2015

Mañana

Hoy he querido recordarte algunas de las grandes cosas que  habláramos, que poco sentíamos y que dejamos de lado porque se nos hacía tarde. Ya sabes que en el baúl del olvido tengo algunas perlas que encontramos juntos, cuando estábamos juntos, le solíamos llamar el mañana, fue emocionante mirar al fondo de todo y verte reflejado en tus palabras, aquellos sueños que no eran imposibles, solo eran hechos para nosotros y dependían de nosotros, increíblemente encontré también esos silencios tuyos que tanto mal me hacían hasta que te acepté con ellos incluidos, por un rincón casi escondido hallé tus miedos esos que tanto tiraron para atrás y al mejor estilo rana saltó a mis manos una piedra, aquella que me regalaste cuando por primera vez sentí de tu boca "te quiero". Es justo hoy que me provoca nostalgia lo que hacías de mis mariposas, sabes?... ya no volví a sentirlas te llevaste todas cuando volar supuso para ti el mayor desafío.
Alguna que otra vez me preguntaste ¿Quieres pensar en mañana? jamás respondí porque sabía que tenía que sentirte y amarte en ese momento, en nuestras miradas, el mañana iba a llegar y tanto que llegó con el detalle de no ser como lo intentamos vivir en el presente, el mañana llegó cargado de sorpresas, con la brasa ardiendo del cambio, las nubes de llanto por lo desconocido, de repente eramos sentimientos dispares y mientras tu ponías gas a tu globo yo intentaba alcanzarte despegando mis pies de la hierba, fallé no te alcancé vi como te ibas... en ese momento no sabía que habían otros mañanas y hoy es el nuevo mañana, que sepas que he aprendido a despegar mis pies, puedo verte en sombras y me hace bien saber que has superado tus miedos, que eres capaz de seguir soñando y que lo nuestro es pasado. 

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades