miércoles, 21 de enero de 2015


"No habrás llegado hasta que todo lo hayas perdido" A.Machado

Voy a quitarme el abrigo de adulta iré por capas hasta que entiendas quién soy. Cuesta un poco, está como resintiéndose... ¡Ya está, adulta fuera! estoy con la capa de adolescente, ¿Recuerdas esa capa? esa que hacía que fueras lo que tus ganas querían. Con este me quedare un ratito porque me gustaría que vieras mi lado libre, romántico, insensato,  enojado, apurado...ese lado que grita, ríe, baila, que se entrega como si fuera la última vez, ese que ama a raudales y que cuando todo termina siente como si el mundo se parase hoy y el sol decidiera dejarnos sin la noche, sin las estrellas para soñarte, sin las horas donde el brillo de tu mirada iluminan mis ojos...el lado rebelde  y exigente, ese que pierde el control cuando tú no das tu lado, ese, que tienes debajo del cansancio, la reputación, las horas faltantes, las obligaciones sociales, ese del - estoy complicado, -ando liado, casi sin tiempo para ti.
Y tu no te quitarás la capa de adulto aunque yo lo intente una y mil veces... quizá la fuerza de mis movimientos, la soltura de mis besos, el darte sin esperarte quiten algún botón de ese abrigo o rompan un trocito de manga y se filtre por esos diminutos espacios algo del adolescente que hoy quiero ver y hasta quizá una parte de niño que nos explique porque ya no sonríes, porqué no logras respirar profundo y salir corriendo hacia tus sueños, como probando esas deportivas nuevas que corren más rápido!!! 
Ahora de tanto reclamarte he quedado con el abrigo de niña, la princesa que te espera en su cuento, a la que solo le basta cerrar los ojos y ver su vida tan simple como decirte: que con el abrigo que tenga creo en el amor...ese amor que tú eres capaz de dar.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades