miércoles, 2 de mayo de 2012

"Trasfondo"

Hay días que despierto más futbolera que otros y con tanta información de quien desciende, quien se mantiene y quien tiene todo ganado, he pasado página hacia quienes lejos de ser conocidos y reconocidos, están detrás de los deportistas, la familia, si, a los padres, abuelos, tíos/as, primos/as, amigos de siempre, los antiguos profesores, entrenadores, y a todos aquellos que en un gol de tal o cual jugador nos lo presenta en la dedicación de su tanto apuntado a favor del “equipo”, y aquí me detengo un momento, en “equipo” ya que para salir a un campo hace falta que detrás exista un “equipo” de jugadores, de técnicos, de familias, un equipo sí, porque la resistencia a tanta presión sólo puede ser sostenida por “esos” equipos que no se ven, que en silencio y en el anonimato hacen de cada deportista mejor persona, más humano, más consciente de lo que vive, que le muestran el camino, que las luces no lo encandilen, y sobre todo a saber que cuentan con ese respaldo en cada jornada. Esto ocurre en cada categoría de cadetes hacia delante, para atrás la cosa cambia, “esos” equipos se convierten en la mismísima presión, la falta de criterio (por ser aún niños) de los padres en especial, los detiene ante una directiva de sus entrenadores, generan la disyuntiva (en segundos) de ¿a quién hacerle caso? Tendrán idea, estos padres (que no son todos) la ruptura en decisión que provocan a sus hijos, creo que no, nadie quiere eso para su hijo ¿verdad? Adentrándome y acotando el percal, hablaré de lo conocido, lo desconocido quedará en borrador para otra, tengo que decir que hay padres que les haría terapia conductual, pero a la vieja usanza, me entienden si?, porque sus actos son los que lo definen como persona y esos mismos actos son los que enseñan, no tienen idea que las palabras acompañadas de una acción se transforma en “ejemplo” a copiar o imitar por sus hijos. ¡Eso sí! Les pedimos que sean buenos, responsables, educados, colaboradores, y lo mejor en un campo deportivo; tendríamos que revisar ¿qué entienden por estos adjetivos? Los conceptos pueden variar, si no es inexistente una explicación lógica al comportamiento de “estos padres”.
Algo tengo claro, nuestra jubilación entre las reformas y la vida que le mostramos a nuestros hijos, queda asegurada en la más absoluta y cruel soledad en una residencia de segunda mano: “calle”.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades